Gonorrea

La gonorrea es una de las ITS más comunes en Estados Unidos y puede llevar a la infertilidad. Es tratable y prevenible, aunque los científicos han descubierto una nueva cepa de gonorrea que es resistente a todos los antibióticos utilizados actualmente.

Muchas personas con gonorrea no tienen síntomas. Aquellos que sí tienen síntomas pueden notar secreción inusual del pene o la vagina y / o dolor o dificultad para orinar. Algunas personas pueden sufrir inflamación de los testículos. También, las mujeres pueden sangrar entre sus periodos. Si no se trata, la gonorrea puede causar infertilidad sin antes mostrar síntomas. También se puede extender a la sangre y a las articulaciones.

La gonorrea es tratada con antibióticos, usualmente administrados en una sola dosis. Si estás siendo tratado, tu pareja debe también ser examinada. Y debes esperar hasta que tu(s) pareja(s) terminen su tratamiento y hasta que desaparezcan tus síntomas (si los tienes) antes de comenzar a tener sexo otra vez. Esto es para asegurarse de no contagiar la infección.

Además de a la uretra y a la vagina, la gonorrea puede causar infecciones en la boca, garganta, ojos y ano.

Como con todas las ITS, la protección más eficaz es la abstinencia de actividad sexual o ser mutuamente monógamo con una pareja estable con resultados negativos para gonorrea. Los condones de látex, poliuretano y/o poliisopreno o las barreras bucales pueden ayudar a reducir el riesgo de contraer o contagiar la infección.

Getting Tested

ENCUENTRA UNA CLÍNICA


Tipo de prueba

Usualmente harás una prueba de orina, pero algunos proveedores de salud usarán un hisopo para recolectar una muestra.


¿Cuándo recibo los resultados?

Depende del laboratorio usado por tu proveedor de salud, pero usualmente toma entre unos días y una semana.