Linfogranuloma
Venéreo (LGV)

El LGV no es muy común en Estados Unidos y se ve más entre personas que tienen sexo anal receptivo sin protección.

El primer indicio de LGV es una pequeña úlcera indolora — puede ser tan pequeña, de hecho, que no se nota. Los ganglios linfáticos inflamados son el síntoma más común y aparecen de una semana a un mes después. También pueden ocurrir rigidez y dolor en la ingle.

El LGV puede ser tratado con un curso de antibióticos por tres semanas.

Si tú o tu pareja han sido diagnosticados con LGV, se deben abstener de tener sexo hasta completar el tratamiento y que todos los síntomas hayan desaparecido para evitar la reinfección.

Como con todas las ITS, la protección más eficaz es la abstinencia de actividad sexual o ser mutuamente monógamo con una pareja estable con resultados negativos para el LGV.
Usar condones de látex, particularmente para el sexo anal, puede ayudar a reducir el riesgo de transmitir o contraer la infección.

Getting Tested

ENCUENTRA UNA CLÍNICA


Tipo de prueba

El LGV puede ser difícil de diagnosticar porque muchos de los síntomas son similares a otras infecciones. Muchos diagnósticos son hechos en base a observaciones hechas en un centro de salud, pero se pueden tomar muestras de lesiones o llagas y examinada en busca de bacterias.


¿Cuándo recibo los resultados?

Depende del laboratorio usado por tu proveedor de salud, pero usualmente toma entre unos días y una semana.