Molusco Contagioso

El molusco contagioso es causado por un virus que se transmite de forma sexual y por contacto no sexual mediante objetos contaminados como toallas, ropa o juguetes sexuales.

Los síntomas incluyen bultos brillosos, suaves, blancos y abollados, con un núcleo cuajado y comezón en las áreas de los genitales y el tronco.

El molusco contagioso usualmente desaparece por sí solo sin tratamiento. Los bultos pueden ser removidos por un profesional médico de distintas formas, las cuales son practicadas cuando hay 10 o menos lesiones.

Algunas veces el molusco contagioso puede acarrear infecciones más serias como el estafilococo, así que las lesiones deben ser monitoreadas en búsqueda de síntomas de infección.

Como con todas las ITS, la protección más eficaz es la abstinencia de actividad sexual o ser mutuamente monógamo con una pareja estable con resultados negativos para molusco contagioso u otra ETS. Los condones de látex, poliuretano y/o poliisopreno pueden ayudar a reducir el riesgo de contraer o contagiar la infección. Pero debido a que el molusco contagioso puede contagiarse de otras formas, los condones no protegen por completo contra la transmisión del virus.

Getting Tested

ENCUENTRA UNA CLÍNICA


Tipo de prueba

El molusco contagioso se diagnostica a través de examinación visual. Las muestras de los bultos se examinan bajo un microscopio para detectar el virus.


¿Cuándo recibo los resultados?

Dado que no se requiere una prueba de laboratorio, el diagnóstico ocurrirá durante un examen.