Respetando
límites.
Aprendiendo sobre
consentimiento.

El consentimiento es al acuerdo claro y mutuo entre dos personas para tener sexo. Sin consentimiento, los avances sexuales son considerados agresiones sexuales o violación. Aprende los puntos básicos del consentimiento aquí.

Cosas para saber
sobre el consentimiento

La ropa que alguien se pone, o si está bajo los influjos de alcohol o las drogas, o incluso si alguien ha tenido contacto sexual contigo anteriormente, no implica consentimiento. Comunícate (“¿Está bien?”), lee las señales y detente si tus acciones no son bienvenidas. Si no hay consentimiento, cualquier avance sexual adicional es considerado agresión sexual o violación.

Sólo porque has dicho sí antes, no quiere decir que estás obligado a volver a consentir. Puedes decidir en cualquier punto que no quieres tener sexo o participar en cualquier actividad sexual. Es tu decisión, y siempre tienes el derecho de decir no. Ambos participantes necesitan entender y respetar que se puede cambiar de opinión en cualquier momento.

Es importante detectar y comprender distintas señales de que alguien puede no querer tener sexo (no responder al tacto, verbalmente pedir que pares, etc.) y comunicarte con ellos si no estás seguro. Pregunta y no asumas que alguien está de acuerdo si no dice nada. La ausencia de un no, no es consentimiento.

Si sufres una agresión sexual, no estás solo. Para hablar con un especialista calificado, llama a la Línea Nacional de Abuso Sexual al 800.656.HOPE (4673) o envía HELLO como un texto al 741741.

Contest Popup

Holler Box